martes, 22 de mayo de 2007

Preguntas que son respuestas

Día agitado. Por suerte, empezó en la plaza haciendo gimnasia china y siguió con diez personas en un café, intercambiando información, risas y cariño en medio de ese "ruido" genial que hacemos los humanos cuando nos reunimos y hablamos todos juntos.

Comenzando con ese desayuno, ha sido (y seguirá hasta más de las 10 de la noche) una continua disponibilidad para ayudar, aconsejar, cambiar de planes, orientar, apoyar, estar. En definitiva, para SER.

Sin perder mi centro, siento que las supuestas fronteras se borran, se disuelven; la piel se extiende y se diluye en una sopa de energía que incluye todo. ¿Es esto Todos Somos Uno? ¿Un movimiento perpetuo en una quietud eterna? ¿Dar y recibir es lo mismo? ¿La vida en esta bendita Tierra es un espejarse y salir, comprender y entrar, un dinámico calidoscopio conciente? ¿Lo qué? ¿Qué? Uaauuu!!

2 comentarios:

Malveal dijo...

Tuve una sensación asi recientemente. Una vuelta al universo, como si regresara despues de una ausencia prolongada o de una separación un poco intempestuosa. Cierto es que algunas situaciones se dieron antes de tal sensación, pero cierto es también que siempre estuvo en mi y no le preste mucha atención. Ay Dios, la realidad, aquella que esta en nuestras narices y que no queremos ver.

LAURA FOLETTO dijo...

¿Cuál es la realidad, no? ¿La de tres dimensiones que nos muestran los ojos o la danza de átomos y energía que nos une cósmicamente? Demasiado poético... o realidad... o...
Hoy, tu comentario es un recordatorio. Gracias!