jueves, 7 de octubre de 2010

Maestros de nosotros mismos

Recibí este cuentito de Silvia Freire: "un discípulo que había pasado mucho tiempo con su querido maestro, tiene que volver a su hogar en un pueblo lejano. Muy triste, antes de partir le pregunta: -¿Dónde podré encontrar un verdadero maestro cuando regrese a mi pueblo? Y el viejo maestro le responde: -No habrá un solo momento en que no lo tengas. El simple hecho de OBSERVAR TU REACCIÓN ante cualquier cosa, un pájaro, una flor, una sonrisa, hará que cualquier cosa pueda ser tu maestro".

Como ella dice, lo que frecuentemente dejamos pasar de esto es que no se trata de observar cualquier cosa sino nuestra reacción ante ella. Distintas personas pueden estar mirando lo mismo pero todos tendremos actitudes diferentes de acuerdo a nuestras experiencias, mandatos, capacidades, etc. En el momento en que ponemos CONCIENCIA en nuestro cuerpo, emociones, pensamientos, entorno, es que tenemos verdadera libertad de elección para vivir el presente integralmente, en lugar de la mera reacción repetitiva del pasado. Eso es lo que nos transforma en Maestros de nosotros mismos.