miércoles, 4 de julio de 2007

¿Estás seguro?

Acabo de darme cuenta de la cantidad de veces que estuve "a punto" de morir, desde chica hasta hace poco. ¿Tomamos conciencia de que la vida no es "segura"?

¡Qué tema ese! La humanidad entera y Argentina en particular están angustiadas con la idea de la seguridad: policía, vigilancia de todo tipo, seguros, puertas blindadas, alarmas; contratos, casamientos, papelerío legal; promesas, celos, preocupaciones, cuidados excesivos, miedos... que no me vaya a pasar nada malo... que no le vaya a pasar nada malo...

¡Cuánto dinero desperdiciado, cuánta energía malgastada! La seguridad es una obsesión neurótica, propia del Ego y sus temores, de una idea prefijada de "lo que la vida debe ser". Cuanto más miedo tenemos a algo, más lo atraemos porque es una ley que convocamos lo que más tememos. La gente que vive pendiente de los robos es la más asaltada.

¿Cuál es la solución? La confianza... la fe... la tranquilidad interna y profunda de que soy una creación de Dios, co-creando su propia realidad... fluyendo en un mar de posibilidades hacia lo mejor de mí... abierta a lo que sea... sabiendo que puedo con ello porque yo lo convoqué... porque es a mi medida... todas son experiencias... cuanto más me conecte con la Luz, más hermosas... aunque todas tienen su belleza... la Vida es perfecta... y amorosa... y graciosa (tiene el don de la Gracia)... Gracias!