lunes, 30 de agosto de 2010

Sombras básicas en Urano (o cómo mixturar un título)

PELÍCULA
Menciono frecuentemente la necesidad de iluminar la “sombra” como un requisito indispensable para integrarnos. Te recomiendo que veas EL EFECTO DE LA SOMBRA para comprenderlo y entrar en acción. Son 7 videos:
http://www.youtube.com/watch?v=hPOHY2lSoJc

ALCALINIDAD
Hace tiempo, estoy leyendo sobre la importancia de sostener el equilibrio ácido/básico para mantener la salud. Generalmente, tenemos un ph demasiado ácido que es el precursor de distintas enfermedades. Te sugiero que comiences a hacer tu propia investigación sobre este tema. Si lo deseas, pídeme un pps. con información.

ASTROLOGÍA
Como ariana (y pionera), me sentí muy identificada con este texto acerca de este momento astrológico:

URANO EN ARIES: LOS CAMBIOS RADICALES
Por Emilio Gallardo, astrologoEl 29 de mayo, el planeta Urano abandonó la constelación de Piscis para entrar en Aries. URANO es un planeta de Aire que pasa a irradiar las energías de Aries, Signo de Fuego. Ya se sabe que el aire alimenta y potencia al fuego, por lo que nos esperan grandes cambios inesperados en distintos niveles; el intelecto de Acuario (Urano) se ve fuertemente influenciado hacia el espíritu (Fuego de Aries) y los cambios fundamentalmente se verán proyectados hacia la Tierra en todas nuestras actividades humanas.

Los cambios (Urano) bruscos (Aries) ya han comenzado a gestarse; algunos seres, los más sensibles, ya los estarán experimentando en forma de inquietud mental, de sentir que algo deben hacer pero no sabiendo bien todavía qué es lo que se espera de ellos. Otros, más lentos para reaccionar, se encontraran de pronto frente a situaciones inesperadas que nunca habían contemplado como posibles, y en ese caso, mi consejo como astrologo seria “abandónate cuanto antes al cambio, no intentes sostener lo que se cae sino que en lo posible, cuélgate de ello, a fin de que caiga cuanto antes, y no pierdas el tren por intentar sostener lo insostenible”.

Los Arianos estarán muy nerviosos e inquietos, así como los restantes Signos de Fuego (Leo y Sagitario), porque son los más sensibles al tipo de energía irradiada; los otros Signos Cardinales están a 90 grados de Aries (Cáncer, Libra y Capricornio) están irradiados con bruscas energías de cambio; lo que no hicieron en años, se verán obligados a realizarlo ya o bien el techo se les vendrá encima porque Aries es impaciente y todo lo necesita para ayer.
Bienvenidos esos cambios bruscos, aunque su velocidad será la de un tren expreso, porque los arrojará a un vacío necesario para que los nuevos parámetros se instalen. Deberán abrir sus manos y soltar (sobre todo los posesivos Cáncer y Capricornio) lo antes posible, de forma de amortiguar el shock de cambio que ha comenzado a manifestarse. Los que no se animen a soltar, les será arrancado de cuajo, porque demora su crecimiento y su futuro. Es una época de vacíos, de caos, necesarios para la adquisición de nuevas mentalidades, de nuevos comienzos, de procesos conscientes e inconscientes de cambio, de apegos que se desvinculan en todos los sentidos. Paradójicamente, los miedos (un apego) que producirá esta situación celeste, deberán ser dejados de lado, en otras palabras, deberemos dejar que se nos desnude por dentro porque las energías irradiadas van a probar de colocarnos otro ropaje, mucho más adecuado que el anterior. La tendencia será protegerse, esconderse, aferrarse... seguir mintiendo, justamente lo contrario a lo que debemos hacer.

Tenemos ahora YA una oportunidad maravillosa de renovación, en la que voluntariamente deberemos despojarnos del equipaje de apegos o de lo contrario, seremos obligados a ello o bien, sencillamente, un buen día nos encontraremos desnudos en cuerpo y alma. Hemos de prepararnos para ello; quien no sea capaz de hacerlo, pasará por traumas en lugar de acumular experiencias, porque ambas energías combinadas, exigen LIBERTAD YA. Libertad (Urano), Ya (Aries).

Por lo tanto, estamos siendo bendecidos por la pérdida de aquello que no nos conviene, que nos mantiene relegados, y aunque sintamos que caemos en un hueco vacío porque la tierra se ha abierto a nuestros pies, pongamos nuestro corazón junto a los pies etéreos de Dios, es decir, confiemos ciegamente en que sólo se está preparando una nueva adquisición, una nueva mentalidad, la oportunidad de sintonizarnos con el universo, sincronizarnos con su reloj de cambio, y que saldremos de ésta renovados, liberados, y con una nueva conciencia sin la cual, no podríamos sobrevivir como humanidad.

Ya sea la pareja, el trabajo, la vivienda, el lugar de residencia, la familia, todas nuestras actividades humanas deben necesariamente ser actualizadas, y el momento del inicio de ese cambio generacional, que durará hasta mediados del año 2018, ya está sobre nosotros. Es HOY. No nos desesperemos... Urano no se lleva sino lo viejo, lo ya caduco, lo obsoleto, lo que no nos sirve aunque estemos convencidos de que sí.

Algo sumamente importante será puesto en cartelera: el cambio individual, la renovación por sí mismo, sin la influencia de gurúes. Cada uno será a partir de ahora su propio maestro de cambio, y quienes se apeguen a ser conducidos por fanatismos viejos se verán seriamente decepcionados y confundidos. Se acabó el tiempo de los seguidores encolumnados a una teoría, llega el tiempo del Maestro Interior, como regalo del Absoluto para el ser humano, camino a volverse el dios que siempre ha sido.

El hombre deberá generar su propia decisión de cambio, en lugar de escuchar y seguir a las acostumbrados guías espirituales caducas, que no incorporan las nuevas energías de conocimiento que están llegando; cada uno deberá seguir su intuición (Urano) hacia encontrar sus propios caminos de crecimiento individual (Aries), es decir, cada cual deberá decidirse a ser único pero vinculado al inconsciente colectivo que reclamará el cambio del todo a partir del cambio personal individual.