jueves, 26 de agosto de 2010

Un día de furia

Odio esperar. Sin embargo, me la he pasado esperando... meses... años... distintas cosas. Es más, yo tengo un modo de espera, según Diseño Humano. A medida que pasa el tiempo, he logrado aceptar bastante esto.

Hoy, he debido esperar... mucho!!!!! Por cosas tontas, como colectivos por ejemplo. Vivo en un barrio que es un país: todo está al alcance de una caminata. Así que raramente viajo. En un momento, parada en la calle, puteando internamente, me sorprendí de la virulencia de mi bronca. Entonces, comprendí que estaba "desfogando" la ira de tanta espera, ahora que todo se está poniendo en orden. Y me calmé. Respiré profundamente y agradecí lo que aprendí aguardando el tiempo interno y externo coincidentes.