lunes, 2 de agosto de 2010

¿Estás sol@? Abrazando la soberanía sagrada

Como comenté en uno de los posts, una de mis experiencias cambiantes y controvertidas se dio en el terreno de las relaciones. En el marco de una gran dualidad de dependencia y rebeldía, de gozo y dolor, de idas y vueltas, decidí que necesitaba pasar un tiempo en soledad para encontrarme a mí misma y SER lo que yo deseaba de un compañero. Comprendí rápidamente que yo había convocado a ciertos hombres, que eran espejos vibratorios de mis conflictos y de mis aspectos interiores. Lo que comenzó como una “limpieza” de patrones heredados y resolución de traumas personales terminó en la zambullida total en la Ascensión y en mi propia soberanía. Leyendo esta canalización de Metatrón, me sentí identificada en ese camino de Soledad Divina. La comparto porque sé que hay muchos (sobre todo muchas) en el mismo sendero.


Hay un mensaje recurrente en muchos textos religiosos que dice "Para todo existe una época, un tiempo para cada propósito bajo el cielo". Ciertamente hay un tiempo para la soledad. La Soledad Divina es una noble condición y una que ofrece saltos cuánticos en términos de crecimiento cuando es comprendida y reconocida por su profundo propósito.
Queridos Seres, muchos de ustedes que se encuentran solos en este momento tienen la creencia que deben encontrar un compañero. Muchos buscan su “alma gemela”, su flama gemela. No obstante les decimos, en muchos casos entre las almas avanzadas, ustedes están solas porque lo han planeado así. Por cierto es un cometido noble y especial. Es tiempo para la Soledad Divina. Soledad para aquellos en la búsqueda de luz santificada, para aquellos que buscan lo que se denomina “iluminación espiritual consagrada”, que eligieron períodos específicos en su plan de vida para estar solos por un tiempo. Esto no quiere decir que van a estar siempre en soledad, simplemente significa que por un tiempo lo han elegido para 'trabajar en el yo'; para lograr el amor a sí mismos. Entre las almas en busca de Maestría, aproximadamente una de cada tres o cuatro épocas de vida, es una época de vida elegida para la soledad.
Amar el YO es un Requisito. Amar el yo es un requisito que muchos, especialmente aquellos de herencia Cristiana, han perdido. El Cristianismo, con sus enseñanzas de pecado original, les enseñó que ustedes estaban viciados en su naturaleza y que necesitan perdonar. Pasaron épocas de vida pidiendo perdón por lo que son. Perdieron el sentido de su divinidad y encontraron más fácil dar que recibir. El balance fue perdido. Ahora, les decimos que, a medida que la Tierra se transforma hacia la nueva Era Cristalina, la naturaleza de la resonancia de la energía y el control del planeta están expandidos. Existe una disminución de la influencia de dualidad/polaridad para aquellos de ustedes que eligen expandirse más allá de la tercera dimensión.
Ustedes pueden preguntar si la soledad o las sociedades traen mayor avance al alma. La cuestión es especialmente pertinente y oportuna para muchos de ustedes en el amanecer de la Ascensión. La respuesta breve es que tanto estar en pareja como la soledad tienen su propósito divino.... y damos énfasis a la palabra AMBAS. Se gana mucho al estar comprometido en una relación amorosa. Esta es la circunstancia natural en la mayoría de las estadías en el plano de la Tierra. Pero, Maestros, les decimos que existe también un gran propósito en la soledad. Es en efecto un requisito.

Soledad y No dependencia
La Soledad está destinada a ser un período de reverencia sublime del yo. Su vida y su experiencia en este plano es su propia creación, su tapiz de vida propia, entretejido por su creencia individual. Dentro de la soledad, el alma es impulsada hacia la auto-revisión y se brinda la oportunidad para bucear profundamente en las insondables aguas que fluyen en su interior. Nadar en el océano del YO y al hacerlo así volver a descubrir el amor interno, aprender qué chispa brillante de Dios son ustedes verdaderamente.
Las relaciones son un método de reflejar la sensibilidad/afectividad de su sistema de creencias y de brindarle información nuevamente sobre lo que en pocas palabras está funcionando y lo que no. El Desapego requiere que el individuo explore el Yo para reencontrarse con el horizonte interno y esto facilita y hace necesaria la soberanía. El Poder Supremo o Soberanía es el predominio de la Maestría.
Un vínculo de dos seres humanos soberanos no-dependientes tiene un mayor equilibrio, mayor creatividad y mayor longevidad que una unión de dos seres co-dependientes el uno del otro. A fin de cuentas, cada alma debe definir claramente el YO para lograr obtener Maestría. La Auto Maestría se manifiesta en períodos de desapego previsto, planificado. Es una unión de calibrado en la estadía multidimensional. Uno ingresa al vacío, el gran misterio en la búsqueda de la fortaleza y visión soberana, a solas, sin un hombro donde apoyarse. Y en el proceso, uno descubre la totalidad sublime y la auto-realización.
No comprendan mal nuestra explicación; existe una gran legitimidad en unirse en el aspecto natural del compañero del alma. Pero en forma conclusiva, uno transita el sendero de Maestría en desapego soberano. Uno se torna iluminado cuando uno aprende a trascender el yo físico. Cada uno de ustedes debe esforzarse en la conquista final de lo que denominamos como 'impecabilidad”. La Impecabilidad es la cristalización o claridad uniforme del alma y es una virtud necesaria de la Maestría. Esto implica la liberación de la dependencia, la liberación de todo lo que no presta servicio a su divinidad. Es una reprogramación y un reinicio de todo lo que ustedes son.
Pregunta a Metatrón: ¿Estás diciendo que las relaciones amorosas, tales como el matrimonio, no son nuestra unión definitiva?
Metatrón: Recuerden que en el reino más elevado ustedes están en Unidad sagrada, cada uno, una parte del Uno Divino. Así que en términos de la experiencia de dualidad, la respuesta a su pregunta es sí. En este contexto, sí. Maestros, en la realidad más elevada, ustedes son una consciencia plural unificada.
Las relaciones en la experiencia lineal de dualidad son un medio para el fin. Estamos diciendo que las relaciones amorosas son una herramienta sagrada, gozosa de lograr la Auto Maestría, pero que, a fin de cuentas, en el viaje de cada alma existe un requisito fundamental de crecimiento hacia la soberanía. El yo soberano es un yo suficiente y verdaderamente no tiene necesidad de depender de otro. Tal dependencia conceptual puede ser un impedimento para la Maestría.
En realidad, ustedes se funden en la soberanía con su otra mitad. La otra parte de su alma que se separó en la expresión de dualidad. Cada uno de ustedes tiene un componente masculino y femenino y la otra mitad se vuelve a fusionar en el Yo Divino Integral antes de elevarse hacia el reino superior.
El Divino Femenino
Añadimos que muchos de ustedes, en esta vida de género femenino, han elegido roles en particular en el equilibrio del planeta en este momento. ¿No es cierto que el planeta ha estado en desequilibrio por un excedente de energías patriarcales durante milenios? Esa es la razón por la que parecería que una vasta mayoría de esos seres atraídos a la “Nueva Era” son de género femenino, para anclar el Divino Femenino. El sexo femenino ha estado condicionado y etiquetado en su actual paradigma como el “sexo débil”. ¡Nada podría estar más lejos de la verdad!
Muchas de las mujeres que se encuentran ahora en un estado de soltería están condicionadas a sentir que deben tener un compañero. Una vez más les decimos, abracen su soledad. La eligieron, nosotros las honramos a ustedes por el sendero que han elegido. El ideal para el planeta no es ser mujer u hombre, sino más bien un perfecto balance de AMBOS, pero en este momento todavía están en un desequilibrio de resonancia patriarcal. Honramos a aquellos de ustedes con un mecanismo biológico femenino, su fortaleza está realmente progresando para crear el equilibrio que nutre. Verdaderamente la súper-alma es andrógina, auto-contenida, auto-suficiente. Eso no significa que el amor no es el principio de frecuencia del alma, ciertamente es la vibración más elevada. Es la resonancia que es producida por el Alma Ascendida al Cosmos y reflejada de vuelta como una armónica colectiva de amor cristalino.

Discernimiento
Cuando no se sostiene la integridad, la conexión al verdadero espíritu es desconectada y todos los seres humanos están sujetos a desplomarse hacia dentro y hacia fuera de la integridad. Verdaderamente, el sendero hacia la Ascensión es la habilidad de cada alma para elevarse hacia su yo superior. Miren adentro y encuentren su propia divinidad dentro de su corazón. No a través de seguir ciegamente a un gurú, evangelista, canalizador o líder espiritual, sino a través del YO. Acepten sólo lo que disciernan individualmente y que resuene como verdadero. Queridos Seres, no entreguen su poder a otro. Cada uno de ustedes puede y debe canalizar a sus yoes superiores. Estudien, observen, escuchen, disciernan, repasen y sólo acepten lo que resuene en su interior.
El sendero a lo divino, Maestros, es a través de la soberanía sagrada del YO y en la Ascensión, el sendero al YO SUPERIOR es a través de la auto-definición y buscando ese aspecto de Dios en el interior de cada uno de ustedes, con el gran deseo que está implantado en cada una de sus almas. ¡Estudien, busquen y trabajen! Hay pocas esperanzas para los flojos. ¡Ustedes están aquí para hacer conocido lo desconocido! ¡Trabajen en ello! Sean un guerrero de luz dentro la dualidad, porque las verdaderas batallas están dentro nuestro para la propia auto-maestría. El sendero no es fácil. Pero dentro de la Auto-Maestría, de la Maestría del Yo yace una energía tan exquisita que les brinda todo lo que necesitan para avanzar y existe aún otro nivel sobre cada uno de ustedes para que asciendan. La Consciencia siempre se expande. Descubran su sendero. Descúbranse a sí mismos. ¡Ámense a sí mismos, ámense unos a otros, amen la divinidad en su interior y dentro de cada uno! Descubran los aspectos multi-dimensionales de su verdadera Alma. Esa es la nobleza de la soledad. Y piensen que el sendero es a veces totalmente dificultoso y solitario, sepan que tal es el desafío de la dualidad, porque arriba ustedes son todo y no les falta ninguna cosa. En el reino más elevado, Maestros ustedes son de naturaleza sagrada, de totalidad integral, en completo y abundante éxtasis y gozo.