viernes, 7 de diciembre de 2007

Integración sobre hielo

Adoro el patinaje artístico sobre hielo. Me engancho viendo los campeonatos mundiales y sufro con las caídas, me alegro cuando les salen trucos complicados, se me caen las lágrimas en pasajes emocionantes.

Al igual que la danza, por ejemplo, creo que condensan muchas virtudes consideradas opuestas: suavidad, potencia, gracia, fuerza, equilibrio, deporte, arte, musicalidad, flexibilidad, resistencia, exactitud, disciplina, pasión, belleza, constancia, trabajo, juego, creatividad, sensibilidad, consistencia, fluidez, alegría, expresión, caídas, superación, voluntad, perseverancia, amor, confianza… y podría seguir…

Puede hacerse individual y en pareja. Se unen y potencian los valores femeninos y masculinos, llenándome de belleza y emoción. Ese es el regalo de la integración.