sábado, 29 de septiembre de 2012

Interesante...



Hace muchísimo, cuando comencé a hacer cambios en mí, percibí la cantidad de insultos, palabras denigrantes y catastróficas y pensamientos adversos que abrigaba cada día, como una manta que me enfriaba por dentro.

Me di cuenta de que necesitaba, por lo menos al principio, una palabra que no tuviera una connotación negativa, que abriera posibilidades, que liberara potenciales dormidos. Ese término fue "interesante". En lugar de dramatizar con vocablos hirientes o perjudiciales, los neutralizaba catalogándolos de interesantes, lo cual hacía también que los encontrara atrayentes y dignos de explorarlos. ¿Qué tal si pruebas? Es interesante...