viernes, 10 de diciembre de 2010

Respiración alterna: ¿cómo te pasa?

Hace mucho tiempo, me di cuenta que respiraba alternativamente por cada fosa nasal: se abría una y se cerraba la otra. Como tuve sinusitis vasomotora, era más notorio todavía. Por unos años, respiré por las dos al mismo tiempo hasta que tuve un resfrío y volví a hacerlo alternado.

Esto se enseña en el Pranayana, pero no en la medicina occidental. Recibí de Gustavo Bassi, un naturópata, lo siguiente:

"La nariz tiene un lado derecho y un lado izquierdo; usamos ambos para inspirar y expirar. El lado derecho pertenece al "calor" (El Sol), de modo que se calienta rápidamente, la izquierda es el "frío" (La Luna). La mayoría de las mujeres respira con el lado izquierdo de de la nariz, luego se enfrían rápidamente. La mayoría de los hombres respiran por la fosa nasal derecha y eso les influye.Durante un dolor de cabeza, prueba a cerrar la fosa nasal derecha y utiliza la izquierda para respirar; dentro de unos cinco minutos, el dolor de cabeza debe desaparecer. Si te sientes cansado, haz lo contrario: cierra la fosa nasal izquierda y respira por la derecha. En un momento, tu mente se sentirá aliviada. Presta atención, en el momento de despertar, de qué lado respiras mejor, ¿del lado derecho o del izquierdo? Si es por la izquierda te sentirás cansado. A continuación, cierra la fosa nasal izquierda y utiliza la derecha a para respirar, te sentirás aliviado rápidamente".

Tomé conciencia hace poco que estoy respirando más por la fosa izquierda, lo que explicaría según esto, mi cansancio casi crónico. ¿A alguien le pasa lo mismo? Me gustaría comentarios. Gracias.

2 comentarios:

PazzaP dijo...

Quizá eso también explique el mío.
Si tapo la narina izquierda; por la derecha apenas me entra aire, a menos que estire la piel con la mano para agrandar la fosa.

Y es verdad que cuando lo hago siento que el aire que entra me da más energía.

El cuerpo y sus misterios. :)

LAURA FOLETTO dijo...

¡Sí! Qué maravilloso misterio que es el cuerpo... y tan inexplorado desde la conexión cuerpo-mente-espíritu...
Cariños.