lunes, 19 de julio de 2010

Esperanzas, miedos y una nueva clase de fe

Siempre, me he sentido muy identificada con Las Reconexiones, a través de Daniel Jacob. En este artículo, explica muy claramente un tema en el que he hecho hincapié muchas veces: no se pueden tomar atajos. La creencia generalizada que basta con desear algo mucho para que se logre, sin tomar conciencia de los elementos en la sombra que lo impiden, es errada. Todo debe ser sacado a la Luz, a fin de ser la totalidad de lo que somos, no sólo los aspectos que nos gustan mostrar. Para ocultarlos, recurrimos al control y así nos privamos de lo que estamos desesperadamente buscando: SER. El inicio del artículo es una enorme verdad: la manifestación se ha acelerado. Por eso, observa lo que piensas, lo que sientes, lo que deseas, lo que dices, lo que temes, lo que proyectas en otros, lo que planeas: muy probablemente lo estés creando rápidamente. ¿Es lo que quieres? ¿Es lo que deseas ser? La verdad está en tu realidad, no en tu imaginación.

En el actual nivel de vibración, el objeto de nuestro enfoque tiende a manifestarse casi instantáneamente. Ahora bien, sé que algunos de ustedes no estarán de acuerdo, porque se han concentrado y concentrado en esta esperanza y ese miedo sólo para descubrir que en su “monitor” de 3D aparece algo completamente distinto. A esos escépticos simplemente les contestaría: “Ustedes están dejando afuera los Elementos Subconscientes cuando evalúan la firmeza de su enfoque.” Una de las citas más sustanciales que haya descubierto jamás, especialmente en el campo del Trabajo con la Sombra, es del Visionario Metafísico escocés R.D. Laing. En ella nos dice: “El alcance de lo que pensamos y hacemos está limitado por lo que no notamos. Y porque no advertimos que no lo notamos es poco lo que podemos hacer para cambiar, hasta que nos damos cuenta de qué manera el no notarlos configura nuestros pensamientos y obras.”

La versión breve de la cita de Laing diría:”Las cosas que mantenemos en nuestra mente subconsciente son amplificadas en poder porque se necesita una concentración extra para evitar que ciertos pensamientos se hagan conscientes. Y ese “esfuerzo extra” es muchas veces lo suficiente para hacer que se manifiesten físicamente.”

La Esperanza es sencillamente el otro lado del Miedo. Desear intensamente que ocurra algo implica que dudan que exista un universo donde realmente ESTÁ ocurriendo, lo que es la premisa básica detrás de una Creencia en el Multiverso. Creer con toda seguridad en la Multiplicidad significa que no necesitamos ver algo físicamente para SABER que se cumplirá en algún lugar en el Multiverso. Es como TEMER que no vaya a suceder.

¿Recuerdan la historia de Tomás el escéptico? Simplemente no estaba dispuesto a creer que Jesús se hubiese levantado de entre los muertos a menos que pudiese meter sus manos en las marcas de los clavos en las manos de Jesús y sentir la herida de lanza en su costado. ¿Recuerdan lo que dijo Jesús acerca de esa clase de “fe”? Dijo que era DÉBIL. INÚTIL.

Tratar de resucitar el “Manifestar Magia” de los 70s mientras se participa de la Ascensión de 2010-2012, utilizando herramientas como “El Secreto” o “Piensa y Vuélvete Rico”, niega el poder de la Fe que recubre y se oculta en la sencilla creencia de que “todo está ocurriendo en alguna parte”. El propósito básico para que continuemos en forma tridimensional en este momento es la volatilización o sensibilización del concepto mismo de DESEO, incluso mientras nos tomamos tiempo para aumentar nuestras habilidades de ser sensoriales (capaces de apreciar las alegrías y maravilla de vivir en un cuerpo).

Ciertamente, hasta los que han sido muy traumatizados durante su corta vida en la Tierra, comenzando con experiencias de abuso infantil, han aprendido incluso a BUSCAR EL DOLOR y NEGAR EL PLACER, generalmente como una forma de lograr un mínimo de “control” en vidas que para ellos parecen continuamente caóticas e impredecibles. Y mi respuesta a eso sería: “¡El Control está sumamente sobrevaluado!”

La condición más segura y más bendecida para estar es ir a un lugar en conciencia donde estemos preparados para CUALQUIER COSA y sin embargo, abiertos a TODO (eso es “abrazar la vida”, agrego yo). La mayoría de las personas cree que DEJAR IR significa PERDER aquello que amamos y atesoramos. Pero, como dice la canción, “No es necesariamente así”.

DEJAR IR. ¿Por qué asumir que el objeto de nuestro afecto NOS VA A DEJAR automáticamente a menos que nos aferremos a eso/ a él/ a ella con toda nuestra fuerza? De hecho, incluso es posible experimentar AMOR y DEVOCIÓN de los que amamos si no les damos suficiente espacio para “escapar de nuestro dominio” si necesitan hacerlo: “Por cada orden implicado debe haber también un compromiso voluntario de alimentarlo y apoyarlo. Donde no hay elección consciente, no hay amor genuino. Sólo hay una sensación de obligación y pesadez.”

Una breve canalización de Las Reconexiones:
Mis Queridos Amigos:
El juego de la espera. La falta de decisión. Esperar. Esperar. Sabemos que muchos de ustedes están asustados. Mediante el proceso de eliminación (e iluminación), se les está pidiendo que contemplen sus mayores temores, sus pesadillas más tenebrosas. En tiempos así, es bastante fácil que caigan en la manipulación de su entorno, basada en el miedo, buscando amortiguar el golpe de la confrontación, y mitigar el dolor de alguna (supuesta) calamidad que está amenazando con alcanzarlos.

Hay muchos cursos de acción que las personas pueden tomar ahora, anticipándose a lo que podría venir luego. Por ejemplo: “Estoy sintiéndome cada vez más loco en este momento. Tal vez debería… (huir, hacerme encerrar, suicidarme, esconderme) antes de que las cosas se pongan peores.”

¡No! Esta clase de acercamiento ya no les sirve más, Mis Amigos. Respondan AHORA, y dejen que la “peor parte” se ocupe de sí misma. A lo que realmente le tienen miedo es a perder el control. Es también lo que necesita su alma para poder ascender. Cada movimiento que hagan para “amortiguar el golpe” de alguna (supuesta) conmoción tarde o temprano regresará para darles un puntapié en el trasero. La única manera de ENCARAR sus miedos es quedarse quietos ante ellos, sin hacer planes ni huir de lo que pueda suceder. En el Multiverso ¡¡¡¡todo ocurre!!!! ¿¿¿¿Cómo puede alguien prepararse para eso???? Enfrenten sólo lo que llega ante ustedes. Dejen ir el resto.