lunes, 10 de diciembre de 2012

Consejos para este luminoso diciembre


Lo más probable es que hayas tenido noticias de lo que se dice acerca de este fin de año… ¿o debería decir fin del mundo?  Desde terrores apocalípticos hasta fantasías iluministas, el rango abarca toda clase de sucesos a placer de cada uno.  En lo personal, pienso que no sucederá nada que no esté sucediendo ya.  Sí creo que será una maravillosa oportunidad para subirse a la preciosa ola de Luz con que seremos bendecidos y hacer más fácil y sencillo el proceso.

¿Cuál proceso?  Uno que cambiará la plantilla de sufrimiento en la que estamos instalados por otra de amor.  Seguramente, muchas de tus tribulaciones tienen que ver con las relaciones, no sólo con tu pareja sino con hijos, hermanos, padres, amigos, compañeros de trabajo, etc.  En realidad, estás en relación con todo lo que te rodea.  ¿Cómo es ella?  ¿Es de poder, de lucha, de competencia, de pesadumbre, de tedio, de  dificultad, de sacrificio?  ¿Cómo es tu trato con las personas, con el trabajo, con la casa, con el entorno, con la naturaleza?  ¿Cómo quieres que sea?

Esta es la gran pregunta ante este 21 de diciembre.  Es esencial que te propongas contestarla, que diseñes cómo será tu vida a partir del próximo año.  El enorme caudal de Luz que vendrá te ayudará a concretarlo clara y sencillamente si lo tienes consciente y eres perseverante.  De lo contrario, la presión será formidable.  ¿Para qué hacerlo difícil si puedes hacerlo manejable?

Te aclaro que no estoy hablando de que escribas grandes metas, llenas de palabrerío bonito y abstracciones esplendorosas.  Me parece que ya habrás recibido las bofetadas pertinentes acerca de esto y te habrás dado cuenta de que no se trata de la mente y sus engaños fantasiosos de Ego pseudo-espiritualizado.  Es un Cuerpo de Conciencia: cuerpo-mente-espíritu integrados en conexión con el aquí y ahora.  Por lo tanto, crea específicamente cómo quieres sentirte, pensar, hacer, trabajar, relacionarte con esta realidad de tercera dimensión desde la trialidad. 

Estamos dejando atrás la dualidad, la vida de blanco o negro, de malo o bueno, de correcto o incorrecto.  Aprecia la vasta riqueza de posibilidades que te da este plano para crear en armonía, belleza, abundancia, alegría, sabiduría.  Sube tu perspectiva hacia una tercera posición que englobe y trascienda la polaridad.  Quizás, te resulten extrañas estas palabras.  Déjalas que penetren como una semilla y que vayan creciendo a medida que comprendas otra forma de ver y vivir a partir de ahora.

¿Qué hacer el 21, 22 y 23?  Trata de pasarlo lo más tranquilo posible, en silencio y reflexión/meditación.  Escribe y visualiza qué quieres liberar y qué deseas crear.  Pide ser un canal de Luz y que tu vida sea transformada como tu alma diseñó hacerlo.  Confía en que lo que es tuyo será manifestado a su tiempo y conveniencia.



¿Cómo ir transitándolo?  Me gustó esta canalización de Selacia del Consejo de los 12:

Tu Elección, Tu Sendero
Confía en que estás intrincadamente e íntimamente involucrado en la más intrépida danza de creación jamás vista en la Tierra. Tú elegiste tomar parte hace mucho tiempo – no, no puedes cambiar de parecer ahora. Si crees que no puedes, ¡eso es tu ego pasando por un inútil momento de resistencia! Tu empoderado yo divino generador de cambios es quien verdaderamente está al mando. Ésa es la parte de ti impulsada por el espíritu – dispuesta a estar a la vanguardia del cambio y a hacer valientemente lo que sea necesario a cada paso del camino. Ése es tu sendero.

Tus sentidos deseos de cambio y de un mundo más lleno de amor son una energía magnética que sale al mundo y te conecta con una visión similar que se contiene en el colectivo. No subestimes el poder de esta fuerza magnética positiva. Tú creas más de ella cada vez que eres amable. También hay un efecto adicional durante aquellos momentos en los que se te desafía extremadamente a ser amable. Cuando te encuentras con estos desafíos y respondes con amabilidad, la energía magnética positiva se magnifica. Este campo de energía es real – y sale hacia el colectivo y edifica a la humanidad. Ser consciente de esta energía, aun cuando no puedas verla físicamente ni tocarla, te ayuda a progresar espiritualmente.

Cuando tu vida se vuelve compleja o simplemente te sientes abrumado, regresa a esta sencilla idea. Recuerda la importancia de ser amable. Sé amable aunque nadie más lo sea. Cuando otros se comportan en forma desagradable, están expresando la conciencia común, reactiva. Tú no eres común, tú eres divino.

Tu Yo Multidimensional
Como generador de cambios divino, un elemento clave para ti en el 2013 será descubrir cómo atravesar hábilmente los cambios con una ligereza de ser. Esto significa negarte a seguir la mentalidad de rebaño que incluye la ira, juicios, o perspectivas en blanco-y-negro. Estos enfoques son viejo paradigma y son limitados. Lo que quieres, en cambio, es estar en la vanguardia del cambio dimensional hacia una conciencia superior. Es cuántico, multidimensional y vasto.  La energía de mayor frecuencia te ayuda a unirte con tu yo multidimensional.

Todo tiene una frecuencia o vibración – incluyendo los pensamientos y las emociones, los alimentos, los mensajes de los medios y los campos energéticos personales. La frecuencia no es estática – puede cambiar en un instante cuando tu humor cambia de feliz a enojado, o cuando pasas de tener pensamientos de autovaloración a la falta de confianza en ti mismo. La frecuencia, entonces, es una energía que fluctúa. Las frecuencias más altas con las que quieres conectar son campos de energía que se mueven más rápido. Tú puedes influir en tu propia energía con este sencillo proceso para elevar la frecuencia – crear y mantener una frecuencia alta.

Proceso para Elevar la Frecuencia
1. Cada mañana establece tu tono energético para el día con un pensamiento positivo o sentimiento de gratitud. Si te levantas de mal humor o te descubres preocupándote, cambia el canal dentro de tu propia mente y, con intención consciente, afirma algo positivo. Expresarlo en voz alta puede amplificar el beneficio.
2. Durante el día, mantente atento a que tu energía baje o cambies de humor. Practica el prestar atención al momento en que pasas a una frecuencia más baja, notando lo que ha cambiado. Al hacer un seguimiento de tu propia energía de esta manera, puedes determinar si la fluctuación de tu frecuencia se debe a pensamientos, emociones, ingesta nutricional, noticias, pasar tiempo con una persona enojada, u otros factores.
3. Mantén regularmente la intención, durante el día, de estar presente y consciente, sin importar cuán locas se pongan las cosas. Si encuentras que tu mente divaga hacia el pasado o el futuro, o sientes que no puedes enfocarte en lo que alguien está diciendo, regresa al ahora.
4. Aprende acerca de tu propio ADN y los viejos patrones disfuncionales que aún residen allí. Cuanto más entiendas sobre el condicionamiento limitado pasado grabado en tu ADN, más rápidamente podrás eliminarlo y liberarte de sus efectos.
5. Descubre cómo afectarán a tu propia astrología los inusuales patrones planetarios de los próximos años. No tienes que creer en la astrología para que las energías planetarias te afecten. Los desafiantes aspectos que se estarán alineando entre el 2013 y 2016 no se han experimentado antes en la Tierra. Entenderte a ti mismo puede ayudarte a navegar por los cambios y manejar tu frecuencia al mismo tiempo.
6. Antes de dormir cada noche, desconéctate intencionalmente de la matriz de miedo de la humanidad – el campo de energía temerosa que la humanidad ha creado a través del tiempo. Tu sueño puede ser entonces más productivo y más apacible.
 7. Consciente y regularmente, invita al espíritu a tu vida, pidiendo una visión superior y la paciencia para ser amable.