lunes, 30 de julio de 2012

¿Estás preparado para la Tormenta?

No soy seguidora del calendario maya, pero el año que ha comenzado este jueves 26 está  bajo el auspicio del Kin (algo así como el signo de nuestro horóscopo) Tormenta Resonante Azul.  Yo soy Tormenta Autoexistente Azul y me pareció muy fuerte ya que las características de este sello son desafiantes.  Es la transformación que precede a la transmutación completa, a la iluminación (¡qué importante!).  Produce cambios violentos, profundos, acelerados, rompiendo estructuras mentales y limpiando emocionalmente.  Hace trabajar las sombras relacionadas con las adicciones, el apego a los bienes materiales, al trabajo, al sexo, miedos, etc.  Cuando te resistes a su acción, puede perturbarte y volverte muy mental sin producir cambios y quedándote atrapado en la maraña de la mente.


Es una revolución personal, que te libera de viejos esquemas, experiencias pasadas, enjuiciamientos, memorias y expectativas y te da toda la energía para activar y  mover todo aquello que necesites transmutar.  Aunque te sientas cansado o desilusionado, saca de lo más  profundo tus deseos esenciales y pregúntate:

  • -      ¿Te cuesta tomar riesgos, te sientes inseguro, privilegias la comodidad a lo que te pide tu corazón, no te decides a elegir?
  • -      ¿Te opones a abandonar lo que ya no sirve, no te representa, se terminó, no será?
  • -      ¿Te chocaste con limitaciones, con muros invisibles, con el reconocimiento de carencias fundamentales que necesitas innovar?
  • -      Sabiendo que muchas situaciones finalizarán, ¿estás viviendo la vida que quieres o la que se te impuso, estás dispuesto a  elegir cómo será tu nueva vida, confiarás en ti y en tu camino?
  • -      ¿Limpiarás cada rincón, perdonarás y te perdonarás, tendrás paciencia y constancia?

Esta energía revela cualquier separación de la Fuente y nos inspira a la reconexión con nuestro Ser y con Todo Lo Que Es, mediante un cambio enérgico y verdadero.   Me recuerda al tránsito de Urano por Aries que estamos atravesando.  El propósito es reformar, reestructurar, enfrentarse a las viejas tradiciones.  Los movimientos son repentinos e imprevisibles y te ponen cara a cara con tu Verdad más esencial.  Puedes preguntarte:

  • -      ¿Qué no has cambiado en los últimos siete años y es necesario rever?
  • -      ¿Qué no has concretado y te resistes a hacerlo?
  • -      ¿Qué conflictos arrastras con personas de tu entorno y que debes solucionar?
  • -      ¿A qué te debes “rebelar”, sin más quejas ni culpas?; ¿qué necesidades debes reconocer para ser libre, para ser tú mismo?


Al ser Tormenta mi kin, conozco bien las características ya que autogeneré unas cuantas.  Asimismo, suelo entrar a la vidas de los otros limpiando profundamente y generando nuevas condiciones.  Estás frente a la aventura más grande de tu vida, ya que todos la estamos atravesando y esto causa una energía sinérgica maravillosa.  Crea la vida que viniste a vivir.  Te acompaño.