martes, 21 de agosto de 2012

Dar y recibir



“Lo que más te falta en este mundo es lo que tú has venido a darle”. Leí esto hace poco y es una realidad incuestionable.  Todo el tiempo salimos de nosotros mismos buscando frenéticamente que el mundo nos dé lo que tanto anhelamos para ser felices.  Sin embargo, eso está en nuestro interior y, cuando nos lo proveemos,  no sólo encontramos la felicidad, la paz y la armonía de ser nosotros mismos sino que entonces podemos contribuir con ello a los demás.  Cerramos el círculo virtuoso del aprendizaje y de la misión, del dar y recibir.

2 comentarios:

Campanilla dijo...

Tan cierto como difícil de llevar a cabo. Hay que trabajar mucho el interior, para ser felices y hacer felices. Besos alados, bonita.

LAURA FOLETTO dijo...

Sin embargo, a eso vinimos. Al recordar-lo y recordar-nos, se hace más fácil.
Besos con aroma a lluvia, en el mes más lluvioso en años en mi querida Buenos Aires.