viernes, 11 de marzo de 2011

Expectativas

A veces, me sorprendo de las expectativas de algunas personas. Me cuentan historias dramáticas de décadas de abusos y sufrimientos, con elecciones repetitivas cada vez más desgraciadas, y, enseguida, me preguntan si con un par de meses de terapia van a cambiarlo todo. Cuando les digo que eso es imposible o les doy ciertos parámetros que tienen que trabajar, desaparecen raudamente… para volver a preguntármelo un año después, casi con las mismas palabras. Otros están saturados de teoría, que no han llevado a la práctica o de técnicas que aplican sin introducirlas en sus vidas cotidianas, como algo impersonal.

Por el contrario, hay personas que creen que todo será sumamente complicado, difícil y largo. Siendo tan extenso el proceso de deterioro, piensan que les llevará el mismo tiempo resarcirse. No tienen en cuenta que todo “conspira” a favor de la plenitud y la gracia (hago el paralelo con los obesos que juntan kilos durante treinta años y los bajan en tres). Además, tienen la idea de que será doloroso y caótico: sus propias vidas son así, la sanación no.
El proceso de retorno al Ser es básicamente uno de liberación y de reeducación. Es bastante simple y rápido en la Nueva Energía. Requiere paciencia, constancia, entusiasmo y, sobre todo, conciencia. Es diario, relativo a las pequeñas cosas, a los pensamientos y emociones del momento, a lo que está sucediendo. Ahí está la Maestría, no en los grandes acontecimientos utópicos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No siempre acudo a tu blog pero cuando lo hago se que vas a estar para ofrecernos una importante reflexión , tu constancia y entusiamo me valen para sentir como quiero avanzar, evolucionar en el día a día en este proceso de retorno al Ser.

Hoy, más que nunca me has llegado al corazón, mil gracias a tí y a la tecnología que hace posible esta magia de la comunicación.
Saluditos
Mariló

LAURA FOLETTO dijo...

¡Gracias a ti, Mariló! La magia está presente en cada instante; es cuestión de utilizarla y tú lo haces. Bendiciones.

añil dijo...

Esta entrada es mágica. Acabo de mantener una conversación con alguien que responde perfectamente a ese patrón. Me empeño en decirle que todo es mucho más fácil pero no termina de llegarle.
Seguiré en el intento.

Un beso