jueves, 11 de febrero de 2010

Avatar



Cuando se estrenó la película, tres amigos de distintos círculos me propusieron ir a verla. Los junté a todos y fuimos anoche al Showcase de Panamericana. Primero, cenamos “liviano”: tortilla española, rabas, calamaretes y vino… Nos divertimos mucho, charlando tonterías.

Más que la película, quería la experiencia del 3D en Imax. El cine me impactó. Una pantalla enorme y un sonido espectacular. El argumento me pareció trillado y el film un poco largo, pero la creatividad de Cameron y su gente es brillante.

Me sumergí en el mundo de los Na`vi naturalmente y, a la vez, sorprendiéndome si parar ante las plantas, las flores luminosas, las montañas flotantes, los movimientos de los personajes, todo es asombroso y bellísimo. La música de James Horner es maravillosa y realza las imágenes.

Como otras películas que quieren proponer un cambio a la sociedad alienante y consumista en la que estamos, terminan cayendo en el mismo error de ella: la solución es la violencia y la guerra. Parece que no hay nuevas ideas entre los cineastas…

2 comentarios:

Johnver dijo...

Hola Laura, mira que tambien me gusto mucho el asunto de las plantas y flores que se iluminaban, aunque pienso que la espectativa que me hice fue mucho mayor, pero en resumen valio la pena.
Esta semana tuve la oportunidad de ver dos muy buenas historias independientes, una se llama Ink (la puedes ver en el blog) y la otra aunque un poco mas "fuerte" se llama Moon, te las recomiendo.


Un Saludo

Concha Barbero de Dompablo dijo...

No me gustó la película, Laura, aunque me habían hablado maravillas de ella. Buscar la paz a través de la guerra, desde que empieza hasta que termina. Me saturé de violencia y de falsa naturaleza.

Un abrazo