lunes, 14 de abril de 2014

Preguntas empoderantes para abril (y una nueva vida)

He leído mucha información sobre los sucesos astrológicos y energéticos de este mes y he elegido para compartir un artículo de Alana Messineo, por los necesarios interrogantes que plantea.  Espero te sirva.

Estamos atentos y curiosos, a veces asustados, por la enorme cantidad de energía e información que nos trae Abril. Miremos más en detalle la configuración del Eclipse: es esta una Luna Llena plena de significados, que apunta a la necesidad de prestar atención al impacto que nuestros actos tienen sobre las relaciones. Por estar conjunto al Nodo Norte, permitirá a nuestras emociones alinearse con el Nuevo Paradigma. Los eclipses pueden aprovecharse para dejar atrás traumas del pasado. Habrá premio emocional para los que son proactivos en el amor.

Anticipa al Gran Cuadrado del día 23, y cierra con el Eclipse de Sol en Tauro, el 29 de Abril. Si miramos al reciente Gran Cuadrado de Diciembre del 2013, y observamos cómo estamos ahora, podremos calibrar cuánto hemos, avanzado desde entonces,  sobre todo, en la forma en que ahora respondemos a los eventos de la vida. Las sincronías se han incrementado exponencialmente, se están convirtiendo en el pan de cada día. Hay creaciones milagrosas a la vuelta de la esquina, a condición de mantener el corazón abierto y la mente limpia de pensamientos negativos.

Toda Gran Cruz viene a que obtengamos Resultados. Es verdad que puede producir ansiedad, incertidumbre y temor por las convulsiones sociales y los acontecimientos geológicos y climáticos. Sí, el inconsciente colectivo está muy movido, muy activo. Pero ahora nuestra mirada es ya totalmente diferente. Hemos pasado eones creando Momentum, y ahora, cada nueva recepción extraordinaria de energía, viene a apoyar la manifestación física, palpable y concreta de nuestros sueños. Noches sin dormir? Dolores en el cuerpo? Pérdidas de memoria? Sí, pero lo que no podemos decir es que nos estamos aburriendo. Estamos atareados, y cada día tendremos más apasionantes tareas por delante.

El Gran Cuadrado nos hace pasar por el redil del Progreso. Se forma en los Signos Cardinales, que son los que lideran, de manera que pueda impulsar el Avance. Liderar viene del inglés Lead, que significa “mostrar el camino”. Abril, el primer mes del año astrológico, viene con un empujón cósmico a tomar cada uno su responsabilidad como líder de su propia vida, y a tomar compromiso con el servicio de mostrar a otros el camino. Liderar, sí, pero cómo? La respuesta viene de la mano del conjunto de energías femeninas que se congregan en este Eclipse.


 Una Luna Llena en Libra, conjunta al Nodo Norte, mostrando que el acento está en la justicia y la colaboración en términos de igualdad, de ganar-ganar, frente a la visión de yo gano, tú pierdes del paradigma saliente. Junto a la Luna, Vesta brilla para mostrar que el único camino para el auténtico progreso es mantener vivo el Fuego Interno, la Llama del Corazón despierta y ardiendo. Y también Ceres, madre del retorno a la naturaleza, y maestra que muestra dónde está para cada uno el auténtico alimento. Ceres nos muestra cómo nutrimos a otros, y dónde está lo que es para nosotros alimento verdadero. Es la Madre que enseña cómo cuidar de nosotros, de los demás, y también de la Tierra.

Las tres Diosas, Luna, Vesta y Ceres, nos pondrán delante nuestras motivaciones más profundas:
-      Qué entendemos por familia?
-      Qué es lo que buscamos en una relación de pareja?
-      Qué queremos obtener por medio de asociarnos en nuestra profesión?

Por otra parte, Venus, la cuarta Diosa de este aspecto,  transita Piscis, donde están también Neptuno, Quirón, y Mercurio. Venus participa desde el lugar de la entrega, la compasión y el fluir universal. En Piscis, Venus permite ver la Belleza en los otros, en nosotros y en todo. Venus en Piscis nos permite conectar comprensiva y compasivamente con la gente. Las preguntas de poder para estos días podrían ser:
-      Qué estoy tratando de hacer con mi vida?
-      Cuáles son mis planes a corto plazo?
-      De qué manera mis planes a largo plazo coinciden con mi propósito de vida?
-      Con quién elijo conectar?
-      Qué relaciones quiero cultivar, que me aportan cooperación y me ayudan a progresar?

Con estas preguntas respondidas podemos ponernos a la Luz de la Luna Roja de la noche del 14 de Abril. Y con una práctica: Inspiro Milagros y Exhalo Iniciativa.

Abril habla de finales y principios, de un salto casi obligado al próximo nivel. Abril invita a tomar acción, cada día, sin parar, pero evitando empujarnos. Que cada día cuente, no dejarlo pasar sin haber hecho algo concreto para hacer prosperar nuestro proyecto de vida. Actuar, sin postergar más, pero cómo? Ellas dicen: “Es hora de actuar, pero suave, yendo despiertos y más suaves por la vida.” Ellas reivindican dónde está el lugar en el que encontramos nuestro valor real. Este lugar es el Amor que somos. Desde ahí, todo es posible. Es tiempo ya de comenzar lo nuevo, en la certeza de que, si surge de nuestro gozo y beneficia a otros, estamos siendo divinamente guiados. Entonces, algo completamente inesperado y nuevo puede emerger en nuestros días. Esto nuevo que surge no es algo externo a nosotros; es nuestro propio Despliegue. Puede surgir pasado el Gran Cuadrado, una vez que, gracias al Amor, hayamos salido del Gran Redil. Y con el desapego que vamos alcanzando, podría ser sencillo, grande, sorprendente y sin embargo natural, como la vida misma.