miércoles, 10 de abril de 2013

Escapes ilusorios


Observo que muchas personas creen que podrán escapar de sus aprendizajes (o, dicho de otro modo, de los juegos que vinieron a crear) a través de una pareja, los hijos, el trabajo, el dinero, dejando pasar los años... Tarde advierten que sólo acumularon los problemas que ello ocasionó. O, que todo eso que fueron haciendo para taparlos, estaba marcado por el aprendizaje y no quisieron verlo. 

La vida es expansión constante y nos premia cuando tomamos la iniciativa y jugamos el juego. Así, resulta más fácil y satisfactorio que esperar por el inevitable empujón que obtendremos si huimos. 


No hay nada más pleno que revelar lo que somos interiormente.