lunes, 28 de noviembre de 2011

¿Tu energía busca resolución? Hazlo con la Nueva Energía

Recientemente, escribí en el blog acerca del caos en la vida de muchas personas, sobre todo en aquellas que están despertando (o que ya están despiertas). Lo nuevo está movilizando cambios mientras lo viejo busca resolución.

¿Te diste cuenta que todos esos “problemas” que se presentan lo hacen por una razón? Los has estado rechazando desde hace mucho tiempo. Has creído que barriéndolos bajo la alfombra podrías continuar negándolos por siempre y pensaste que fuiste exitoso… hasta ahora. Todo está apareciendo y de formas bastante crudas. Nadie te está castigando. Es simplemente que tu Ser te está invitando a que confíes en lo que viniste a aprender.

Una de las formas de evolución más fuertes en esta dimensión es a través de la oscuridad. Esas emociones, esos pensamientos, esos actos que niegas por malos, negativos, destructivos, son la fuente de una comprensión mayor. Cuando los aceptas y los conoces, te conectan con la luz que portan, con las cualidades más intensas y luminosas de tu ser. Como comenté en algún momento, fui muy mentirosa en un período de mi vida. Estaba perdida y me sentía impotente y débil. Así, engañaba para manipular a los demás y obtener lo que yo creía que no podía. La verdad es una cualidad sumamente importante para mí, por lo que sufría enormemente esta ambivalencia. Al final, todo explotó y realmente me quedé sin nada. Trabajé mi aspecto Mentiroso y emergió uno que me conmovió profundamente: la Integridad. Yo era íntegra. No solamente como verdadera sino como completa. Ese es el regalo de la Luz en la Oscuridad.

Cuando muchas cosas surgen intempestivamente es porque hay aspectos tuyos que te reclaman que los liberes del rótulo que le has puesto para que te muestren la profundidad, la belleza, la reflexión que contienen. Son una parte de la Creación de Dios. Si los niegas, te niegas una dimensión de ti mismo. Imagina si solo existiese la creación sin la destrucción. Todo estaría estático eternamente. Nada se movería ni podría regenerarse ni evolucionar. Lo que se te pide es expandirte. Paradójicamente, el caos también se presenta cuando estás estancado. En las dos maneras, hay demasiada energía contenida sin solucionarse, sin encontrar expresión.

Hasta ahora, la forma en la que has integrado esta oscuridad ha sido a través del estrés, el sufrimiento, la lucha. Por eso tienes tanto miedo de conocer estos aspectos. Te resistes y generas más lucha y dolor. Cuanto más tiempo pasas en negación y reacción, más grande es el rebote y las consecuencias. Es la vieja teoría de caer al fondo del pozo para resurgir. Está bien, pero… ¿cuánto sufrimiento inútil generas?


Te invito a una nueva forma. La de la Nueva Energía. Aceptación y cambio pacífico desde el corazón. Tu mente no lo resolverá. Tu mente creó los problemas y los agrandó en una telaraña gigante. Respira. Siente tu cuerpo, tu energía en constante movimiento. Respira y conéctate con la Madre Tierra, arraiga tus pies y piernas a tu hermoso planeta. Respira y conéctate con el Padre Sol, desciende la expansión y la luz de la Fuente a tu cabeza y a tu pecho. Respira y conéctate con tu corazón, uniendo ambas energías. Acepta todas las cualidades de tu Ser Humano Divino. Valora cada aspecto de tu encarnación como partes maravillosas del entramado sagrado que has creado para expandirte.

Céntrate en el amor ascendido que brota nuevo desde tu corazón, es luminoso y radiante, cálido y extendido. Permítete que nazcan las elecciones concientes para tu nueva vida. Son tus creaciones, por lo tanto están libres de peligros y miedos. Deja que encuentren personas, situaciones, recursos en el mundo. Aliméntalas con tu amor, con tu entusiasmo, con tu sabiduría. Observa cada obstáculo como un pedido de expansión de tus limitaciones internas. Resuélvelas y continúa. Por siempre. Eres un Ser de Luz jugando en la Creación.

3 comentarios:

namaste dijo...

maravilloso Laura, muchas gracias...♥

josecafe dijo...

Agradecido por tus palabras,me explican muchas cosas.

LAURA FOLETTO dijo...

Gracias a ustedes! Conectada a la energía de estos tiempos, a este aquí y ahora, estoy conectada a lo que es necesario que sepamos... y actuemos... creo... :-)
Besos.