lunes, 8 de marzo de 2010

¿Hay una Nueva Espiritualidad?

Como comenté en el anterior Boletín, yo soy un Puente entre lo viejo y lo nuevo, así que he estudiado y practicado distintas vertientes. Los principios básicos son comunes a toda corriente religiosa o espiritual (que son cosas diferentes). Hay algunas más orientadas a lo mental, otras a lo místico, o a lo práctico o a lo ritual.

Más o menos a partir del comienzo de la industrialización, el individualismo, la sociedad de mercado, “Dios ha muerto” como dijo Nietzsche. Se intensificó el dualismo en el sentido de que lo material se separó de lo espiritual. Pasamos a ser humanos luchando en una creación yerma, en pos de logros de consumo. Lo espiritual se transformó en algo abstracto y/o a practicar en ciertos momentos.

Para unos puede ser los viernes, los sábados o los domingos. Para otros, los que están en los nuevos rumbos, puede ser a través de una liturgia, un grupo, un gurú. Lo que tienen en común es que no impregnan la vida diaria. Es la dicha de una meditación mágica, seguida del cotidiano infierno de relaciones tumultuosas y/o de trabajos esclavizantes. O decenas de libros o información que no pueden ser incorporados.

Ciertos postulados son fundamentales de la Nueva Energía: cocreación, unidad, entrega, abundancia, presencia, amor-sabiduría, entre otras. Lo que la caracteriza es el énfasis en la total integración entre lo material y lo espiritual, entre lo humano y lo divino.

Con creciente rapidez, sentimos que estamos siendo empujados a arraigarnos en lo sagrado de nuestra existencia. Quizás, sea por medio de una enfermedad grave, de una pérdida económica, de un accidente, de una depresión o de permanentes sensaciones de frustración, desilusión, vacío, carencia.

Es, por un lado, un reclamo del alma personal. Por otro, un llamado de Gaia, de la Tierra. Juntos, entre todos, estamos transitando un tiempo nuevo y maravilloso. Es, en fin, la invitación de Todo Lo Que Es a la unidad.

Como dije, este año es muy fuerte en este sentido. Ya no hay más asuntos debajo de la alfombra, negaciones, postergaciones, mentiras: los temas surgen irresistiblemente y, lo más importante, podemos aceptarlos y solucionarlos… porque nosotros mismos los creamos para nuestra evolución.

El diseño de tu vida es único, poderoso, creativo, bello. Constituye un recurso inapreciable para tu desarrollo y expansión. Cada situación, lugar y relación tiene un sentido. Tus mayores miedos y desafíos tienen un propósito. Tus dones son la llave de tu bienestar y el de los demás.

No hay nada descolgado ni casual. No hay castigos ni desgracias. No hay errores ni accidentes. Has creado cada cosa para tu despertar, para tu comprensión, para abrir tu potencial y disfrutar de una existencia preciosa como tú: un ser único explorando aspectos diversos y ricos.

Me fascina descubrir este diseño con cada paciente. Es profundamente entusiasmante: es el aliento de Dios/Diosa en cada respiración. Es intensamente estimulante: es la creatividad incesante.

Te crees mediocre y común. O raro y distinto. Ni uno ni otro. Compartes muchos aspectos y, asimismo, eres especial y particular. Sólo cuando estás dormido e ignorante de tu originalidad, vives en el sufrimiento, la repetición, la emocionalidad desbordada, la esclavitud, el sinsentido.

¡Despierta! Siente tu cuerpo: la respiración, los apoyos, el contacto, las sensaciones, las emociones, las tensiones, la relajación. Respira… Siente tu entorno: los ruidos, los aromas, las texturas, las temperaturas, los cambios. Respira… Siente la energía de tu ser interno: las fluctuaciones, las ausencias, los atascos. Siente este momento. Respira… Deja las olas de la superficie y sumérgete más profundamente, sin perder contacto con ellas. Observa la diferencia. Percibe la quietud y la fluidez de las grandes corrientes de la Vida en ti. Más profundo… Respira… La Fuente de toda Paz, de todo Amor están presentes en ti. Eres tú. Conéctate y sé un puente entre lo Manifestado y lo No Manifestado. Conserva esa amorosa serenidad eterna como trasfondo de tu vida. Eres un Ser Espiritual transitando una experiencia humana, en un tiempo poderoso.

4 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Sumergirse en la profundidad de nuestro Ser es una práctica que nos hace sentirnos conectados con la Vida.

Un abrazo!

Lidia

jose angel dijo...

hermosamente expresado, felicidades Laura.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LAURA FOLETTO dijo...

Lidia: tu comentario me inspiró el nuevo post. Gracias!
José Ángel: hermosamente en gratitud. Felicidades.
Tercer post: propaganda en inglés... lamentablemente, parece ser que la nueva plaga. Bueh, tendré que eliminarla cuando aparece...