viernes, 9 de octubre de 2009

Influencias

Estaba en el lago, mirando los patos, y me llamaron la atención los círculos concéntricos que generaban al nadar o al hundirse para alimentarse. También, creaban estelas muy largas al desplazarse. Esos círculos y líneas se interceptaban unas con otras. A veces, estaban muy cerca y se podían ver o comunicarse. Otras, el resultado de su acción iba bastante lejos, cruzándose con otros que ya estaban separados.

Me puse a pensar en que pasaba algo similar entre los humanos, ya sea entre las personas o a través de las circunstancias o decisiones. Es común que algo generado con alguien siga en el tiempo o en la distancia, a pesar del alejamiento. O que una decisión dure en sus consecuencias mucho tiempo. O que no sepamos qué clase de influencia le llegue a alguien de nuestras acciones o pensamientos. Por ejemplo, a través de este blog o del sitio...

3 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

HAce unos días, Laura, dejaba esta cita en una de las entradas de mi blog:

"“... la realidad fundamental de todo lo que existe es la interdependencia, y que no se puede hallar nada que exista por sí mismo”.

(Juan Manzanera, en El placer de meditar).

Ya ves, tú y yo también vivimos "interceptadas" :-), pero en el buen sentido, para aportarnos.

Un abrazo

Nebroa dijo...

Cuando hace tiempo empecé a despertar esa parte dormida en mí y a conocer la interdependencia que cita Concha, siempre la imaginé de esa manera que tú has visto. Siempre veo esa imagen, agua en círculos saliendo de cada uno de nosotros. Eso y esa imagen que a veces vemos, cuando fotografían una carretera nocturna con un montón de luces cruzadas... Así nos veo

LAURA FOLETTO dijo...

¡Gracias a ambas! No hay dudas de que los círculos concéntricos iniciados vaya a saber cuándo, dónde y por quién (o quiénes) nos han hecho encontrar. Me maravillo, me alegro y agradezco infinitamente por ello...

De paso, esta "inocente" reflexión en el lago ha abierto una mini-investigación muy interesante que estoy procesando. Un día de estos, la publicaré.

¡Que los círculos sean cada vez más grandes y ricos!