miércoles, 28 de enero de 2009

Empastillados II

En la anterior entrada, alguien escribió “No es fácil que un paciente piense y opine. Con pastillas no se cuestiona. Y no es fácil hacerse cargo de uno”. Gracias por tu comentario.

Es cierto. Usamos las pastillas para no escucharnos, ya sea a través de los dolores psicológicos como de los físicos. Los síntomas y enfermedades son también reclamos de nuestro ser.

Pensar y opinar es nuestro derecho natural. La sociedad tiende a homogeneizarnos para diluir las diferencias y acentuar los controles, pero, una vez que se tiene la posibilidad (por ejemplo, en una terapia) resulta fácil (y excitante) reflexionar y descubrirse.

Encuentro que resulta pesado “hacerse cargo”. Sería mejor responsabilizarse o, mejor aún, simplemente conocer y concretar las enormes oportunidades que traemos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero no todos en esta vida vamos a poder hacernos cargo de nosotros. Es bello hacerse cargo. Y tenes razon, la terapia ayuda, es bello encontrarse con gente como vos.-

LAURA FOLETTO dijo...

¿Por qué te incluís en "no vamos a poder? Seguramente podés. Tené cuidado con el lenguaje...

No sé cuántos podrán RESPONSABILIZARSE, pero yo trabajo para los que sí lo quieren. Es mi granito de arena. Y sí, es bello. Te agradezco encontrarme con gente como vos en el blog y en donde necesités.

Besos.