lunes, 3 de febrero de 2014

El poder de los introvertidos

Hace poco, charlando con un amigo, llegué a la conclusión de que… ¡soy una nerd!  Para quien no conoce el término, describe a personas concentradas en el estudio, lo científico, lo teórico; con dificultades en las interrelaciones personales; aficionadas a los comics y la ciencia ficción.  La serie “The Big Bang Theory” está inspirada en ellos.

Si bien nunca he llegado a extremos de aislamiento o rarezas importantes (porque están compensadas por características del otro polo: el equilibrio es mi meta), una parte de mí se identifica con la búsqueda insaciable de conocimiento.  Me molestan las grandes concentraciones de gente y los ruidos fuertes.  Soy bastante solitaria, tímida e introvertida, aunque parezca lo contrario, y estoy cómoda en contextos pequeños y amigables. De chica, me encantaba sentarme horas a leer tanto como salir a explorar la naturaleza con amigos o inventar juegos teatrales con ellos.  No me gustan las actividades físicas, a pesar de que tengo facilidad para ellas; en todo caso, prefiero lo que implique conexión o expresión de mi interior.  Con el tiempo, comprendí la importancia del cuerpo, de bajar la teoría a la realidad, de enraizar la espiritualidad y me dediqué a ello, primero en lo personal y después como mi profesión, mi servicio. 

¿Por qué cuento esto?  Creo que somos muchos los que sentimos así.  Estos días, vi una charla TED de Susan Cain, que se llama “El poder de los introvertidos” y me pareció que debía compartirla.  En una sociedad que valora la extroversión, parece que no tenemos nada que aportar.  Sin embargo, nuestra contribución es fundamental, porque generalmente tenemos una gran vida interior, un enorme poder de observación y análisis, una facilidad para presentar soluciones integrales, un desapego de los prejuicios y normas.  Es necesario encontrar formas de participar en la sociedad, desde nuestros parámetros, y brindar el precioso caudal de saberes y capacidades que hemos acumulado.  Cada uno tiene su propio don que ofrecer al Todo.