viernes, 14 de febrero de 2014

Amor


El amor a los demás comienza en mí misma... o sea, en mi Niña Interna.  Desde ella, puedo jugar, crear y compartir, con alegría y abundancia.