viernes, 24 de enero de 2014

Está a tu alrededor, disponible


Cuando hablamos de abundancia, nos olvidamos del acto más inmenso de abundancia que constantemente compartimos: la Naturaleza. Con sólo sentarnos a contemplarla, aunque sea en una plaza, nos conecta con la variedad, la magnitud y la facilidad con que surge inconmensurablemente. Y si te es poco… mira hacia arriba, hacia las estrellas. Lo que es arriba es abajo, lo que es afuera es adentro. ¿Qué más necesitas? Eres abundante.