sábado, 15 de octubre de 2011

¿Sabio o tonto?

"El mundo es un maestro para el sabio y un enemigo para el tonto".  Leí esto en un libro y me pareció una extraordinaria observación.  El mundo es... lo que hayas decidido ver y experimentar.  Es todo y más.  Depende de cada uno en qué "nicho" elija hacer su travesía por la materialidad.  Cuando lo tomamos como la posibilidad de crear, amar y evolucionar, es un maestro que nos ayuda maravillosamente.  Cuando lo tomamos como un lugar de lucha y control, es un enemigo.  ¿Cómo lo vas a considerar?

2 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Nuevamente, sembrada, Laura. Elegimos, en cada momento. Es una suerte tener capacidad para ver lo bueno de todo y crecer.

Hace unos días me decía alguien que qué suerte había tenido en un aspecto concreto, y le respondí que seguro que si hubiera estado en su circunstancia (que podría considerarse "peor")hubiera tratado de hacerla buena; hubiera extraído la enseñanza de ella, y eso sería el trampolín para hacerla mejor.

Que conste que no es presunción, no soy mejor que esa persona, ni que nadie, sino que he descubierto lo que todos pueden descubrir: la importancia de mirar las cosas de otro modo.

Un abrazo, Laura.

LAURA FOLETTO dijo...

Tenemos que "reconfigurarnos", Concha. La aparente complejidad del Ego es nada más que limitación y repetición. La visión ampliada que necesitamos está disponible para todos ahora. Sigamos colaborando para que se arraigue cada vez más. Somos hermanas a la distancia. Te mando un gran abrazo.