viernes, 16 de mayo de 2008

Caída y Ascenso

Esta mañana, se juntaron una serie de acontecimientos (que ya venían gestándose hace tiempo) que me hicieron caer. Lloré dolorosamente. Luego de descargarme, me tiré el Tarot de Madre Paz y comprendí lo que estaba pasando. No es que no lo supiera en el fondo de mí misma, pero se necesitaron estas pérdidas para que fuera al fondo y me recordara.

Digo recordarme porque me había perdido (como tantas otras veces) en los miedos y dudas de mi Ego y necesitaba reconectarme con lo que Yo Soy. Mi Yo Soy es tan grande que me atemoriza; entonces, me refugio en las nimiedades y carencias de mi Ego.

Sin embargo, ¿hay algo más grande que el Amor, la Paz y el Poder que Soy, que es instrumento de Dios/Diosa? Ciertamente no. Me aficiono a olvidarlo. Cuando me conecto, es tanto lo que recibo que, luego, me resulta difícil traducirlo en palabras y en acciones. No importa; aquí estoy otra vez:

YO SOY. Yo Soy una Luz radiante de Amor y Paz y utilizo mi Poder para mi creación y la de quienes se sientan atraídos hacia mi Luz. Yo Soy pura abundancia, alegría y confianza. Me relajo en la magnificencia de lo que Yo Soy como creación de Todo Lo Que Es.