viernes, 30 de agosto de 2013

Libres

¿Cuándo nos daremos cuenta de que, en lugar de exigir mejoras carcelarias, tenemos que vivir en libertad? Existimos en prisiones construidas por nosotros mismos, con barrotes hechos de temores, dudas y controles, creencias autolimitantes, demandas de seguridad y reconocimiento, prejuicios y culpas, búsquedas materialistas. etc. 



El miedo nos manipula. Seremos libres cuando lo sustituyamos plenamente por la confianza en nosotros y en Todo Lo Que Es.

1 comentario:

Sonia Rotger dijo...

Uf, en eso estoy..El apego estaba pasándome desapercibido hasta que la vida se encargó de mostrármelo. Es duro Laura pero hoy me he despertado pensando que mi vida me quiere poniéndome en esta situación ya que podría haber ido a mas y luego es mas difícil. Estoy leyendo a Anthony De Mello y sus meditaciones sobre el apego y aunque suena duro algo dentro de mi sabe que es el camino. Como dice él, no la renuncia de eso a lo que nos apegamos sino la constante auto-observación para no llegar a darle el poder. Un fuerte abrazo!