sábado, 27 de julio de 2013

Enfoque


Estamos en los albores de un nuevo mundo.  ¿Por qué perder energía en victimizarse y atacar al viejo?  Somos nosotros los que bajamos las formas que moldearán un paradigma de amor y luz.  Es tiempo entonces de que nos ocupemos de transformarnos en los pioneros que lo concretarán, liberando el maravilloso potencial que traemos, en nuestras vidas personales y profesionales.