sábado, 6 de octubre de 2012

Arde el mar


Tierna luz de porcelana,
tres estrellas en tu almohada,
y la miel
y la miel de tu mirada.
El misterio de tus manos
es aquel que el cielo extraña,
y lo que el viento
lo que viento quiere ser.
Nace un mundo cuando hablas,
caen las hojas cuando callas,
y en tus ojos vive un dios.
La belleza está grabada
en tu espalda y en tus alas.
Si caminas arde el mar... arde el mar
Llueve plata cálida
sobre el río que bendices,
y al llorar
crece un árbol de cristal.
Cuelga el cielo de tus pies
y yo te enseñare a caer
si tú me invitas
tú me invitas a volar.
Nace un mundo cuando hablas,
caen las hojas cuando callas,
y en tus ojos vive un dios
La belleza está grabada
en tu espalda y en tus alas.
Si caminas arde el mar... arde el mar
Arde el mar, arde el mar...