miércoles, 27 de abril de 2011

Jugando en el Museo


Hace poco, pasé a dar una vuelta por el Museo de Bellas Artes.  Visité mis cuadros favoritos y me puse a "jugar" con otros.  Aunque no se aprecia en la foto, esta obra de Ary Brizzi tiene distintos tonos de negros y grises.  Moviéndome a su alrededor (de muy cerca a lejos, de arriba, de abajo, de cualquier costado), cada posición cambia la perspectiva y da una infinidad de luces y sombras, de nuevas posibilidades muy enriquecedoras y bellas.


Esta instalación de Julio Le Parc va transformándose a medida que las luces van rotando y creando distintos "cuadros", llenos de colores y profundidades.  Me senté en el suelo y me dejé llevar.

Me gusta ir a los museos y galerías y vivir sus obras.  Me encanta tocarlas (ya he recibido muchos retos y advertencias), moverme a su alrededor, perderme en ellas, descubrir otros aspectos y significados.  Salgo renovada, contenta, abierta, plena.